MarjoePor: Sebastian Colotto*

En 1972 el predicador evangelista Marjoe Gortner, durante el rodaje de un documental sobre sus campañas, decidió revelar sus verdaderas aspiraciones. El filme ganó un Oscar a “mejor documental” y dejó en evidencia a uno de los estafadores más grandes en la historia de la iglesia evangélica.

Dos jóvenes cineastas de Estados Unidos, Howard Smith y Sarah Kernochan se acercaron a un reconocido evangelista llamado Marjoe Gortner con el propósito de filmar un documental acerca de sus campañas. Marjoe, ante el asombro de los jóvenes, aprovechó el rodaje para anunciar que aquella sería su última gira, ya que él ni siquiera estaba seguro que Dios existiera. La película ganó el Oscar en 1972 a mejor documental y muestra las dos caras de Marjoe, por una parte en medio de las reuniones de avivamiento, y por otro lado, fuera del show, explicando a los cineastas, acerca de los métodos que utilizaba para persuadir a las personas.

En una de las escenas Marjoe, asegura que la gente que asiste a sus campañas “sólo buscaban sentirse bien” y que las sanidades que se dan “el 99% de las enfermedades son psicosomáticas”. Tal vez una de las confesiones más pintorescas describe cómo le hubiera gustado ser una estrella de rock en lugar y hasta cómo copiaba el atuendo y algunos movimientos de Mik Jagger. En otras escenas un poco más fuertes el predicador aparece contando el dinero que recaudó en una de las reuniones y riéndose fríamente de sus seguidores.

De niño predicador, a evangelista estafador.

Niño Predicador Marjoe

 

La historia de Marjoe es cautivante desde el inicio. Sus padres, también predicadores lo llamaban “el niño del milagro” ya que en su nacimiento casi muere estrangulado por el cordón umbilical. De aquél milagro y de la “fe” en el cristianismo sus padres le pusieron por nombre Marjoe, un derivado de los nombres María y José. Cuando Marjoe cumplió los tres años de edad, sus padres notaron en él una gran habilidad para imitar personas y memorizar cosas. Desde ese momento el pequeño recibió un duro entrenamiento, “con amenazas de ahogamiento” según comenta él mismo, para aprenderse de memoria sermones enteros.

En 1948 la Paramount Studios filmó una ceremonia de matrimonio oficiada por el pequeño Marjoe bajo el rótulo “el ministro ordenado más joven de la historia”. Para el tiempo de su adolescencia Marjoe habían logrado alcanzar la suma de 3 millones de dólares gracias a su talento, pero repentinamente su padre se fue, llevándose consigo todo el dinero. Esta situación hizo que el joven Gortner se escapara de su casa y desapareciera de la escena por un tiempo. Pronto Marjoe no dudó en volver a utilizar las habilidades que lo habían caracterizado durante su niñez por la falta de dinero. Fue tal la fama que consiguió que con el dinero que conseguía en seis meses le alcanzaba para mantener una vida de lujo los otros seis meses de cada año. De esa forma logró reconocimiento en el mundo evangélico hasta que en 1971, tal vez por una crisis de conciencia decidió revelar su verdad.

Sus métodos de manipulación.

Marjoe

Años después del documental que narra su verdad en primera persona, en 1978 el testimonio de Marjoe Gortner volvió a aparecer publicado en un libro 

llamado “Snapping: America’s Epidemic of Sudden Personality Change” (Chasquido: Epidemia americana de cambio de personalidad repentino). Este libro de los autores Flo Conway y Jim Siegelman contiene una entrevista en la que el extravagante predicador confesó algunos de sus métodos de retórica. “Yo no tengo ningún poder y sé que en mis cruzadas muchas personas fueron sanadas, pero no fue por nada que yo haya hecho. Como predicador trabajaba con la congregación tratando de llevarlos a ese punto elevado en cierto momento de la noche, entonces dejo que todo se intensifique hasta que todos entran en éxtasis.” Marjoe comenta que comenzaba con algunas frases motivadoras ya que “las personas que asisten a las reuniones casi siempre van en busca de alguna solución para sus problemas, y cuando comienzan a sentirse animadas, ya están listas para ser salvas”.

“Las personas quieren tener experiencias, quieren sentirse bien y cuando uno puede dárselo es ahí cuando se empieza familiarizarse con el funcionamiento de la operación, con el control de las personas, el poder y el dinero” aseguró el evangelista. Extrañamente, pese a sus confesiones, Marjoe no tuvo que padecer la condena social que se podría esperare en tal caso. Al contrario, se convirtió en una anécdota y en un personaje mediático más de la época. Aunque sus confesiones han servido en más de una ocasión para dañar la imagen de la iglesia y de los verdaderos siervos de Dios. En los años siguientes al estreno del documental se dedicó a ser cantante y actor participando en varias películas de clase B y papeles secundarios en series televisivas.

Actualmente Marjoe Gortner vive en Laurel Canyon Hollywood donde se dedica a brindar conferencias en diferentes universidades de Estados Unidos sobre técnicas de “Retórica y Carisma” con las que describe cómo es posible a través de estas herramientas poder manipular a las personas.

Resumen del Film “Marjoe” de 1972, donde Gortner hizo su confesión:

Para tener en cuenta:

2 Pe 2:1-3 Así habrá falsos maestros entre ustedes. Ellos enseñarán con disimulo sus dañinas ideas (…) Muchos los seguirán en su vida viciosa, y por causa de ellos se hablará mal del camino de la verdad. En su ambición de dinero, los explotarán a ustedes con falsas enseñanzas.

Esta nota fue incluida en la Revista Ecclesia Joven nº 1


Sebastián Colotto

*Sebastián Colotto:

Es estudiante avanzado de la Carrera de Periodismo y comunicación Social en la UNLP. Cofundador y Director de Contenidos en Ecclesia Joven. Gestor de la ComunicaciónEscritor independiente Fundador del Blog Aljaba Libro Itinerante. Músico y Conductor amateur de radio.

 

 


Recibí más artículos en tu correo electrónico:

Comentarios