¿Qué significa Ecclesia Joven?

Definamos palabra por palabra:

Ecclesia: es una palabra que proviene del griego, la traducción en español es Iglesia, y significa “asamblea”; a su vez el concepto fue utilizado para traducir el término hebreo Kehilah, que significa “Convocatoria”. En este caso la palabra toma un sentido más profundo, no es una simple asamblea, sino una asamblea formada por personas que fueron llamadas específicamente para algo. Ecclesia: Es una palabra griega que significa “asamblea” o “congregación”; la misma fue utilizada en la Septuaginta para traducir el término hebreo “Kahal” cuyo significado es “Convocatoria”. Kahal fue utilizado para nombrar al pueblo de Israel en el Tanaj. Los primeros cristianos, que en su mayoría eran judíos, comenzaron a llamar a la nueva congregación, la Ecclesía, aquella que Jesús instituyó con la confesión de Pedro: “tu eres el Mesías”; A esta declaración, Jesús respondió, “y yo digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi kahal קהל’ (o Kehilah, usado como: pueblo o congregación), y las puertas del hades no prevalecerán contra ella (Mt 16, 18)”. En este sentido la Ecclesia se iba formando conforme Dios iba llamando (convocando) a los nuevos fieles, de todos los pueblos.

Joven: en este caso, para nosotros hace referencia a la etapa de la vida en que una persona se está formando para cumplir un rol y ocupar un lugar en el mundo; se trata de una etapa directamente anterior alcanzar la madurez. En este sentido, si decimos que la “Iglesia” es “Joven”, significa que aun está en formación. En otras palabras, la “convocatoria” aún sigue siendo llevada adelante. Por otro lado, entendemos al joven como el motor de la Iglesia ya que es parte de la iglesia de la próxima generación.

En conjunto los dos conceptos hacen referencia, por un lado a una Iglesia incompleta, siempre en formación y que realiza una “Convocatoria” permanente. Ecclesia Joven, se trata de una convocatoria permanente; un número que aun no está completo. Es una “asamblea” formada por personas que fueron llamadas por Dios para cumplir con un rol.

Verbo “Vocatio”: A su vez estos convocados tienen una vocación, es decir: un rol que cumplir dentro de la Ecclesia. Son “llamados” (convocados) con un propósito, que es cumplir con una “misión”, con ese llamado (vocación). Convocatoria para formar parte. Llamados para cumplir una misión individual, personal, que es parte de una misión colectiva. Ecclesia Joven: es la juventud como motor de la Iglesia*, una juventud que mira al pasado pero que va al frente, hacia el futuro. También, otro mensaje que podría desprenderse de esta conceptualización sería que somos “convocados para convocar”.