Nacho, Leo, Joni y Emi, vienen marcando pasos firmes al ritmo del metal extremo y el post-hardcore. Son cuatro pibes oriundos de La Plata y Villa Elisa, que conforman La Real Entrega, y no sólo es un nombre artístico, sino un estilo de vida desde lo espiritual, que lleva la directriz del propósito musical.

*Por: Paulina Olivera:

Armaron su sala de ensayo al fondo de la casa de Emi, y ahí se juntan varias veces por semana, preparándose para grabar y presentarse en vivo, dando lo mejor de sí porque es una responsabilidad que va más allá del éxito propio, porque entienden que todo lo hacen para Cristo.

El nombre:

Los mismos integrantes, pasaron de llamarse Glory Day, a ser lo que hoy son: La Real Entrega.

Nacho: El nombre lo elegimos en base a lo que creemos, que es que Cristo vino al mundo, el hijo de Dios se hizo hombre y se entregó en lugar nuestro.

Leo: Básicamente, diferenciando lo que fue Glory Day, cambiamos la visión o la forma de percibir la música o nuestra función en la vida. Elegimos que se llame así porque creímos que nuestra vida había cambiado, por ende fue transformada la banda en sí, incluso con un nombre. La Real Entrega significa Cristo trasladado a nosotros.

Mensaje y propósito de la banda.

Juan 3.16: “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”. 

Emi: Tenemos un propósito por el cual hacemos todo esto, y es que las almas vengan a Jesucristo y conozcan al Señor que nos salvó a nosotros. Que podamos ver a esas almas alabando a Dios el día de mañana. La banda es una herramienta para que las personas conozcan al Salvador.

Nacho: Cristo es suficiente más allá de todas las cosas que hacemos en el escenario. Lo principal de todo es el amor; poder interactuar, estar con las personas, preocuparse por los que están en el lugar que estuvimos nosotros. El foco principal de la banda, son las personas, y que en todo sea el nombre de Cristo expandido en los corazones, más que en los parlantes.

Joni: Tocamos para romper con el prejuicio de muchos jóvenes que tienen una idea errónea de la iglesia, de Cristo. La gente se imagina que Jesús está solamente en un edificio, y no es así. Tratamos de llevar el testimonio de libertad.

Muchos como uno solo.

“Trabajamos unidos a nuestros hermanos, iglesia. Hay varias bandas, y es un trabajo en conjunto de predicar al Señor” –Leo

Leo: Principalmente no trabajamos como banda individual, sino que tenemos el respaldo de nuestra congregación. Trabajamos unidos a nuestros hermanos, a la iglesia. Hay varias bandas, y es un trabajo en conjunto el de predicar al Señor. La banda no es nuestra, ni algo que hayamos creado nosotros, sino que todo es de Dios.

Seguimos trabajando con esto, hasta que el Señor nos hable y nos dé otra dirección. Dios creó la familia, y Él permite que funcionemos unidos, no por separado; entonces no  podemos desempeñarnos de otra manera.

Proceso de composición y próximos proyectos.

“…se trata de que se entienda al Señor en las canciones, más allá de que se nombre o no explícitamente a Cristo” –Leo

Leo: Dios nos va guiando. Uno llega con una mínima base, y después nos dejamos guiar por el Espíritu, y terminan saliendo los temas y las letras. Todo lo hacemos estando en oración, buscando a Dios y que Él nos diga lo que tenemos que hacer.

Lo que se viene:

Leo: No tenemos discos anteriores, pero sí muchas canciones grabadas, y se diferencia todo, principalmente el enfoque, que se trata de que se entienda al Señor en las canciones, más allá de que se nombre o no explícitamente a Cristo.

En el mes de febrero, comenzaron una gira barrial denominada “La caída de los déspotas”, y el propósito es tocar en casas y abarcar la mayor cantidad de lugares posibles, para que se siga conociendo el nombre de Cristo. También están en proceso de construcción de su primer material discográfico, que piensan lanzar a mediados del 2014.

*Escuchá a esta banda:

Comentarios